La importancia de darse caprichos

1
64

Desde que me puse con el deporte, me animé y quise cambiar tambien la dieta. Estaba claro que matarte en el gym para luego comer mierdas a tutiplé no servia para nada, porque lo que gastabas luego lo volvias a coger.

Asi que dicho y hecho, empecé a comer mas pescados, ensaladas, pures de verduras y alimentos con champiñones y pimientos. La vida sana me llamaba y no queria estropearlo con mierdas.

Pero todo ese cambio a comida sana puede cortocircuitar tu cuerpo, y le puede dar un telele. Hay que desintoxicarse de la comida warra poco a poco, asi que esta semana no me he podido reprimir y me he comido un par de heladitos, una hamburguesa y un trozo de pizza. En toda la semana, yo creo que no es nada. Si lo comparamos a antes de ponerme con el reto, todos los dias podria comerme eso y mas. Era una maquina de comer mierdas, por que?

Imaginemos que venia un amigo que hacia mucho que no veia, o una chica nueva que queria ser actriz porno y que esta muy buena. La manera que tenia de “celebrar” esos encuentros era siempre la misma, ir a un sitio de comida rica en grasas y azucares, y atiborrarme. Era el premio que me daba a “salir por ahi”, porque claro, antes yo no salia porque no tenia un duro y salir era una fiesta. Esa asociacion de “comer mierda” y “salir de fiesta” me dio un habito pernicioso que fue ponerme ciego a todo cuando cenaba por ahi. El no hacerlo de manera continuada en un principio era suficiente excusa para ir a tope. El problema era que cada vez tenia mas dinero y podia salir mas. Cambió la cantidad de veces que salia, pero no el comer sano. El resultado ya lo veis, me puse hermosote…

Y aqui estamos para intentar no repetir los mismos errores y no caer en esta gordura cronica absurda. Hay que erradicar esos errores con cabeza. Aunque por otro lado, quiero dejar claro que en una dieta hay que darse caprichitos, comer de vez en cuando cosas que engordan, sino, se te irá la cabeza por completo y un dia abandonaras todo esto.