Otra vez peso 121 kilos

0
2223

Qué lástima. Otra vez vuelvo pesar 121 kilos. Mi récord está en 123 kilos que fue allá en 2014. No sé qué me ha pasado en estos últimos meses. Pero recuerdo que salí de la cárcel pesando 106 kilos y año y medio después he cogido 15 kilazos.

Los he cogido sin apenas darme cuenta, muy lentamente. Y cuando por fin me doy cuenta, es ya demasiado tarde. Ya están ahí. Mierda.

Resulta paradigmático saber que en todo este tiempo he pasado totalmente de mi peso. Cuando estaba en la cárcel, estaba obsesionado con adelgazar, y hacía todo lo posible para ello. Miraba lo que comía, me movía, pensaba casi las 24 horas en querer adelgazar. Cuando salí, los primeros tres meses fueron también así. Pero poco a poco fui cambiando de hábitos y volví al sedentarismo y a comer dulces. Y muy lentamente, me metí en otro mundo, que es el mundo del estrés, de la supervivencia, de los problemas, de los rodajes, del dinero, de muchas cosas que lo que me provocaron fue que tuviera un tremendo estrés. Y el estrés, como yo ya sé, lo que provoca en mí es que coma mucho y de manera compulsiva, casi sin masticar. Y sobre todo, que me alimente de chutes de azúcar en forma de dulces.

Si echo la vista atrás, los problemas causados por el estrés, hacen que me olvide totalmente de llevar una vida sana, de hacer deporte, de mirar lo que como. Es como si tuviera un nubarrón encima de mi cabeza y no me diera cuenta de otras cosas que son tan importantes como el saber qué como, y el poner freno a este engorde diario.

Mi misión a partir de ahora es manejar el estrés de tal manera que sea consciente siempre de lo que como, y de lo que me muevo al cabo del día. Además voy a pesarme semanalmente para llevar un control. (Había dejado de pesarme los últimos meses). Por otro lado, voy a leer un montón de libros sobre nutrición y vida sana. Y de todo lo que aprenda, y de esta experiencia que estoy a punto de iniciar, si es exitosa, publicaré un libro. Bueno, qué digo que estoy apunto de iniciar, empecé en 2012 este blog pesando 114 kilos y ahora peso 121. Aquí habéis visto toda mi evolución, en este caso involución porque no solo no he adelgazado, sino que he engordado. Justo lo contrario de la idea inicial del objetivo de este blog.

Sigo investigando sobre los motivos del por qué engordo tan fácilmente. Y se que daré con la solución. Porque no paro de investigar, preguntar y mirar. Es un tema que me apasiona y del que sé que algún día daré con la respuesta. De lo que estoy seguro es que cada persona es un mundo y no puedes decir a todos que hagan lo mismo, algunos eso les va a costar muchísimo más que otros o no les va hacer el mismo efecto.

Poco a poco iré desgranando los entresijos de este complicado mundo, aquí lo iré poniendo. Lo más importante ahora es que soy consciente de que peso demasiado y voy a hacer todo lo posible para cambiar. Mi salud me lo está pidiendo.