Ha llegado la hora de ponernos serios y hacerlo de verdad

Llevo unos dias en Riga, Letonia, y me ha pasado un hecho muy curioso. Como bien sabeis, llevo un mes aprox con una psicologa nutricional. Hablo con ella a menudo y me dice que vaya poco a poco haciendo las cosas, con cabeza e intentando no cometer los famosos atracones. Digamos, que esa premisa hacia que se me fuera la mano muchas veces, y cometiera pequeñas trampas. “como la psicologa dice que no me prive, pues vamos a comernos una palmera hoy”, “y hoy va a ser un batido de chocolate“, etc.

Fue venir a Riga y ver la cantidad de pastelerias y cafes tan acojonantes, llenas a rebosar de cosas engordantes y muy ricas, que me dije, bueno, ya que estamos aqui… como me puedo saltar un poquito la dieta... el problema fue que el cuerpo es muy hijoputa, y enseguida se agarra a cualquier excusa para cagarla y que no te des cuenta. Y lo que era un inocente pastelito, se convierte en varios pasteles, batidos, y la cagada es monumental. Y justo en el momento en el que ya estaba empezando a cometer abuso, sucede un hecho para mi revelador, que me ha hecho reflexionar profundamente. 

El otro dia me dio mucho hambre, habia acabado de rodar tarde y apenas habia desayunado, asi que a las 3.30 estaba que me subia por las paredes. Comi bien, dos platos, pero tomé despues dos cosas que quizas no deberia de haber tomado. Un batido de leche en un vasazo que lo llaman Lassi, que es original de la India, y para terminar un batido de chocolate con nata tremendo, del tamaño de la polla de un negro. Todo buenisimo (no, mientras me tomaba el batido no pensaba que me estaba comiendo la polla de un negro).

Salgo a pasear y paso delante de una pasteleria. Sin pensarlo, de manera instintiva, como un poseso, entro y me pido un cafe con leche y dos pasteles. Venga, la casa por la ventana. De casualidad veo a dos señoras de unos 50 años, que hablan español y les digo que que bueno esta todo en esta pasteleria. Entablamos una espontanea conversacion, y decidimos tomar el cafe juntos. Las señoras encantadoras. Despues de hablar un buen rato me dicen que son medicos de cabecera ambas, y sin darme cuenta ya me estan haciendo la “radiografia”. Les cuento que tengo alto el colesterol, los trigliceridos, – entonces tendras la tension alta- me dice. -Si, – le contesto. Y les digo que tengo inicio de diabetes y que tuve un micro ataque al corazon hace año y medio. Todo esto aderezado por el estres que sufro. Sus palabras fueron demoledoras.

– Estas en una situacion muy preocupante, peligrosa diria yo. Tienes todos los boletos para que te de un ataque que te deje KO, o un ictus, que es peor. Tienes que cambiar de vida ya, cuanto antes, y debes bajar de peso inmediatamente. El problema de la diabetes, por ejemplo, es que es una enfermedad que va mellando tu salud, desde dentro, sin que apenas te des cuenta, . Y cuando te quieres dar cuenta te ha dejado ciego, o te han de cortar una pierna.

– Si, tengo que ir al gimnasio o hacer algo en serio – digo yo, algo acojonado.

– No, olvidate del gimnasio, sal a caminar, una hora a la mañana y otra a la noche. Y no pases mas por estos sitios, no comas dulce, olvidate de el.

– Es que no puedo, me cuesta mucho dejar el azucar, soy un yonki del azucar

– que vas a ser un yonki? de eso no se es yonki, hombre. Si quieres, lo dejas, lo importante es que quieras dejarlo. Pasa lo mismo con los que quieren dejar de fumar, que solo lo dejan si ellos realmente quieren.

– Pero yo quiero dejarlo, quiero quitarme unos cuantos kilos, pero…

– Entonces empieza ya, y cuando veas algo que te pueda engordar mucho, no lo comas. Y camina mucho. tu salud esta en juego, eres tu el unico que puede hacerlo.

Estuvimos como media hora dandole vueltas a esta conversacion, para siempre acabar en el mismo punto, solo si yo quiero, lo voy a hacer. Y, señores y señoras, ha llegado por fin el momento de hacerlo de una vez por todas. Quiero hacerlo, quiero cambiar. Estoy harto de estar con este peso, de poner en riesgo mi salud. Lo tengo todo para cambiar, tiempo, dinero. Voy a dejar un poco mis negocios y proyectos, para preocuparme un poco por mi.

Empezare cuidando la comida, no tomando azucar y caminando dos horas al dia. Y eso esta por delante de todas las actividades que hago en el dia, antes que follar, escribir o jugar a videocjuegos.

Veremos en unos dias que tal el cambio, aqui os lo contaré. Pero, la sensacion que tengo, es que se estrecha el circulo y cada vez veo mas cerca la salida del tunel. Voy a hacerlo y nada me detendrá.