El secreto es la constancia y la paciencia

Estoy sorprendido conmigo mismo. Llevo semana y media haciendo todos los dias media hora de eliptica, la maquina esa de correr que parece que estas como esquiando. Se que no es mucho, pero es algo mejor que estar sentado delante del ordenador todo el dia. Ademas, me obligo a caminar una hora minimo al dia. Esto era algo impensable hace poco y todo ha sido gracias a la psicologa especializada en nutricion con la que llevo unas pocas semanas. Ya voy viendo los resultados tras pasar por 4 consultas. Lo que ella propone es ir comiendo un poco menos de lo que suelo comer, y no comer con tanta facilidad alimentos que engordan malamente. Es sencillo de seguir y no es una dieta tremendamente restrictiva como otras. Si te apetece comer algo prohibido o saltarte la dieta, te la saltas, pero puntualmente, no todos los dias.

Aunque parezca una tonteria, tiene su punto. El hecho es que si mezclas el cuidar lo que comes con el hacer deporte, siempre al final acabas perdiendo peso, es de cajon. Lo bueno es que vas perdiendo peso muy poco a poco, que es como se debe bajar, dicen los entendidos. Yo en una semana a tope ya he bajado kilo y medio aprox. Y estoy muy contento, porque funciona y porque me siento mejor. Se que no hemos descubierto la polvora, que es algo que en cualquier sitio te lo dicen, pero lo cierto es que un mecanismo extraño dentro de mi me impedia hacerlo. Y ahora puedo hacerlo, asi de simple.

La psicologa me dice que el cuerpo es muy inteligente y va a hacer todo lo posible para boicotearte y buscar la situacion mas comoda para él. Eso implica no moverte y comer cosas ricas. Hay que revelarse contra el y hacerle sufrir, porque sin sacrificio no hay premio. La constancia y la paciencia son buenas aliadas para conseguir el objetivo. No se por que me da que esta es la refinitiva y que por fin conseguiré quitarme esos 30 kilos que me sobran